SafeNews

Tips

Tips

Consejos: hábitos para alargar tu esperanza de vida

Consejos: hábitos para alargar tu esperanza de vida

La mayoría de nosotros pensamos que la esperanza de vida se determina en gran parte por las predisposiciones genéticas. Sin embargo, los genes tienen un papel mucho menos importante de lo que se pensaba. Los factores medioambientales como la dieta y el estilo de vida son aspectos claves para una vida larga. En este artículo, te ofrecemos 9 recomendaciones para poder alargar tu vida.

  1. Comer nueces

Algunas investigaciones han demostrado que comer nueces a diario reduce un 20% nuestras posibilidades de morir, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiacas, respiratorias y cáncer.

2. Comer verduras y hortalizas

Recientemente, un estudio de la Universidad de Harvard encontró que las personas que comían una dieta alta en carnes procesadas corrían un mayor riesgo de muerte que aquellos que obtenían la proteína de las plantas. Comer muchos alimentos vegetales (fruta, verduras, nueces, semillas, granos enteros, frijoles, etc.) permite disminuir la presión arterial, lo que reduce el riesgo de enfermedades del corazón y cáncer.

3. Hacer ejercicio

No hay nada peor para nuestra salud que llevar una vida sedentaria. Mantener ejercitados los músculos, huesos y articulaciones es fundamental para evitar el envejecimiento prematuro. Esto implica seguir una rutina diaria con ejercicios físicos o moverse por lo menos 150 minutos por semana. Ir a caminar por la mañana puede ser una buena opción.

4. No fumar

Fumar es la principal causa de muerte en los EE.UU (causa de muchas enfermedades cardíacas o cancerígenas).

5. Moderar el consumo de alcohol

El consumo excesivo de alcohol aumenta los riesgos de la salud. Sin embargo, una consumición moderada de vino tinto puede reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares.

6. Evitar el estrés crónico y la ansiedad

El estrés eleva nuestros niveles de cortisol y de adrenalina. Tener niveles altos de forma permanente afecta negativamente a las células de nuestro cuerpo. Por ejemplo, las mujeres que sufren estrés o ansiedad corren el doble de riesgos de morir de una enfermedad cardíaca, una embolia o de cáncer de pulmón.

7. Mantener relaciones sociales activas

No estamos hechos para vivir solos. Tener relaciones sociales con la familia, los amigos o los vecinos, en definitiva, personas, es una garantía de salud mental y espiritual. Significa también alejar de tu vida a las personas tóxicas que te hacen sentir mal. Los investigadores informan que mantener relaciones sanas puede multiplicar por dos tu esperanza de vida.

8. Beber café o té

Según algunas investigaciones, beber una taza de café o té al día te puede alargar la vida. El consumo moderado de café o de té permite activar el metabolismo, reducir el riesgo de diabetes tipo 2, de enfermedades crónicas y enfermedades del corazón.

9. Establecer una rutina de sueño

Tener una rutina de sueño significa no solo dormir bien sino dormir la cantidad de horas necesarias (entre 7 y 9 horas cada noche). Se debe mantener una disciplina de sueño (acostarse siempre que se pueda a la misma hora). El descanso es necesario para una buena salud física y mental.