SafeNews

Personas Mayores

Personas Mayores

Abuelos y nietos: cómo divertirse juntos

Abuelos y nietos: cómo divertirse juntos

En ocasiones la diferencia de edad puede suponer una barrera para ciertas relaciones personales pero lo cierto es que siempre pueden encontrarse actividades afines a las distintas generaciones. La diferencia de edad entre los nietos y abuelos no debería ser un problema para que puedan disfrutar juntos de actividades divertidas o educativas.

Bien es cierto que hoy en día las formas de entretenimiento han cambiado, los nietos ya no se divierten de la misma forma que lo hacían sus abuelos, han optado por otras vías. En plena era digital, la tablet y el smartphone han ganado terreno a los juguetes convencionales y a los juegos en plena calle. Este cambio en el entretenimiento puede suponer una barrera para los abuelos que, por su desconocimiento, pueden sentirse excluidos del ocio de sus nietos.

No obstante, existen muchas otras opciones de entretenimiento para que abuelos y nietos disfruten y se diviertan juntos. Y es que, estos momentos ayudarán a que el lazo de unión entre ambos se fortalezca y la confianza aumente. Algo especial de estas relaciones intergeneracionales es la capacidad de aprender uno del otro. Los nietos aprenderán de los abuelos y viceversa. Por ejemplo, los nietos pueden ayudar a que sus abuelos experimenten con la tecnología, reduciendo la brecha digital. Los abuelos, en cambio, pueden ser un referente para los nietos, un ejemplo para saber cómo enfrentarse a los problemas o a adoptar una actitud ante la vida.

A continuación, exponemos algunos juegos o formas de divertirse con los nietos, sin necesidad de apoyarse en la tecnología, juegos tradicionales que divierten a cualquier niño.

Ir juntos al parque. La mayoría de niños se divierten de forma envidiable en el parque. Con este acto conseguirás que, además de estar agradecido por llevarle, tu nieto o nieta se relacione con otros niños, aprenda a compartir juguetes y espere su turno para subirse al columpio, algo que ayudará a mejorar su paciencia y respeto hacia los demás.

Enséñale los juegos más tradicionales: Si a ti te gustaba jugar a los juegos de toda la vida, ¿por qué no le iban a gustar a tu nieto? Juegos como la peonza, las chapas, o algún juego de mesa mítico con el que te divertías le resultará novedoso y le ayudará a desarrollar habilidades como la coordinación, el equilibrio o el cálculo.

Jugar al escondite. Ayuda a potenciar la imaginación y destreza de los niños. Además, encontrar el escondite, es una fuente de motivación y de seguridad para el niño o niña.

Enséñale a cocinar. Que el niño sienta que está implicado en la actividad culinaria le resultará muy gratificante. Simplemente el hecho de mezclar los ingredientes y estar a tu lado siguiendo la receta le hará sentirse orgulloso del trabajo realizado y del resultado posterior. Siempre será mejor opción cocinar algo que le guste como una pizza, un pastel o unas galletas.

Realizar manualidades. Algo tan sencillo como jugar con plastilina, enseñar a coser o  hacer cuadros con cartulina, son actividades que suelen gustar a los niños y fomentan sus habilidades.

Dibujar juntos. Pintar no es solo un juego de niños, lo cierto es que esta actividad resulta beneficiosa tanto para pequeños como para mayores. Por ejemplo, colorear mandalas es algo que puede gustar a cualquier persona, independientemente de la edad. Este momento de tranquilidad junto a tu nieto o nieta os aportará beneficios a ambos.