SafeNews

Healthy Aging

Healthy Aging

¿Artritis o artrosis? Combate las enfermedades de las articulaciones

¿Artritis o artrosis? Combate las enfermedades de las articulaciones

Con el tiempo, el cuerpo va envejeciendo: tus huesos, articulaciones y músculos van notando ese desgaste. Aunque no todo se debe al envejecimiento del cuerpo. El hecho de forzar de forma intensa ciertas zonas o por otras causas externas, como los cambios de tiempo, hace que nuestro cuerpo se vaya resintiendo y se empiecen a notar molestias.

Dos de las enfermedades reumáticas y degenerativas que producen dolor son la artritis y la artrosis. A pesar de que se suelen confundir, son enfermedades de origen distinto. ¡Vamos a ver la diferencia!

La artrosis es una enfermedad que afecta en el cartílago, una especie de almohadilla, que hay entre los huesos de las manos, rodillas, cadera, etc. para evitar que se rocen. Con el tiempo esa almohadilla va desapareciendo, provocando rozadura, dolor y poca flexibilidad.

La artritis, por su parte, englobaría distintas enfermedades: lupus, gota, etc. Afecta a la membrana sinovial, inflamándola y produciendo líquido. Este lubricante natural que tendría que ser reabsorbido, se esparce por toda la articulación provocando desgaste en el hueso y en el cartílago.

Prevenir la artrosis y la artritis

Ambas enfermedades afectan a nuestra movilidad diaria de forma más o menos grave. Aquí os damos algunos consejos para prevenirlas, retrasarlas o aliviarlas:

  • Evita la obesidad: cuida tu alimentación y haz ejercicio regular para evitar el sobrepeso. En caso de sufrirlo, baja los kilos de más adecuadamente. Tanto la dieta mediterránea como la japonesa, son dos buenas opciones.
  • Tonificación de los músculos: es recomendable fortalecer los músculos que rodean las articulaciones. De esta manera, reduces el riesgo de desgaste de las articulaciones y de posibles lesiones.
  • Dieta y ejercicio: aunque no sufras de obesidad, manténte activo con ejercicio regular, sin forzar, mientras disfrutas de una dieta equilibrada. Es conveniente practicar ejercicio aeróbico como caminar, nadar, montar en bici o correr.
  • Postura: para todo trabajo, movimiento o posición, mantén una postura adecuada y correcta.
  • Reducción de tabaco y alcohol: tanto el consumo de tabaco y el de alcohol provocan, entre otras consecuencias, osteoporosis. Debilitan los huesos, es por eso que evitar ambos hábitos ayudan a prevenir la artritis y la artrosis.
  • Calor local: si sufres de artrosis, es bueno aplicar calor local en forma de baños o manta eléctrica.