SafeNews

Caregiving

Caregiving

¿Cómo actuar ante una caída?

¿Cómo actuar ante una caída?

Las personas mayores, a medida que avanzan los años, son más vulnerables a la caídas. Si eres testigo de una caída, es importante seguir unos consejos para no agravar la situación y evitar todo tipo de lesión.

Como previamente habíamos hablado en otro artículo, existen varios factores que pueden ayudar a minimizar el riesgo de caídas, como entrenar el equilibrio o mantenerse activos (por ejemplo haciendo ejercicio).

¿Cómo ayudar a la persona a levantarse?

Ante una situación de caída, es muy importante mantener la calma antes de realizar las siguientes acciones:

  1. Primero, comprueba la condición de la persona (¿está consciente o inconsciente? ¿Lesionada o no? ¿Respira? ¿Existe sangrado o hemorragia? ¿Alguna fractura?). Si la lesión es grave, debes llamar inmediatamente a emergencias. Si hay perdida de conocimiento, no levantes a la persona y colócala en posición de seguridad (tumbada sobre un costado, con la pierna superior flexionada y uno de los antebrazos debajo de la cabeza).
  2. Comprueba también que el entorno sea seguro (retirando cualquier objeto próximo al accidentado que pudiera causar algún daño).
  3. Antes de intentar levantarla, es mejor ganarte la confianza de la persona: presentándote si no la conoces y tranquilizándola.
  4. Si la persona es consciente y no puede levantarse, ayúdala a encontrar una posición cómoda, sin tirar de sus brazos ni manipulando su cabeza o cuello.

Te explicamos aquí los pasos a seguir para un levantamiento seguro:

  1. Intenta posicionar la persona tumbada boca arriba y los brazos estirados al lado del cuerpo. Lo ideal es buscar dos sillas para usarlas como puntos de apoyo, colocando una a los pies de la persona, y la otra al nivel de su cabeza.
  2. Ponte detrás de su cabeza y pide a la persona de levantar el tronco poco a poco. Puedes ayudarla empujando suavemente.
  3. En este momento, la persona tiene que flexionar las rodillas quedando sentado en el suelo. Esto facilitará su levantamiento.
  4. Haz que la persona tumbe sus rodillas hacia un lado y coloca sus manos con las palmas en el suelo (del mismo lado que las rodillas). Apoyando sus manos, la persona debería conseguir ponerse en la posición de cuatro patas.
  5. Acerca una silla para que la persona apoye sus antebrazos y consiga levantarse. Puedes hacerle girar y sentarla en la misma silla, para dejarla descansar un rato.