SafeNews

Sexual Health

Sexual Health

Cómo disfrutar del sexo a partir de los 65 años

Cómo disfrutar del sexo a partir de los 65 años

Con el paso del tiempo las personas perdemos energía y habilidades pero ganamos otras cosas que se van compensando con el tiempo. Con las relaciones sexuales pasa lo mismo: no son como cuando tenías 20 años, pero puedes seguir manteniéndolas de manera satisfactoria. Además del placer, mantener una vida sexual sana y plena es beneficioso para otros aspectos de la vida, entre ellos, la salud física y la autoestima.

Aunque algunos cambios a los que nos vemos sometidos suponen impedimentos para funcionar sexualmente, no implica una limitación física total, por lo que existen otras vías para disfrutar del sexo.

Según una Encuesta Nacional de Salud y Sexualidad, las prácticas sexuales más comunes entre las personas de más de 65 años son los besos, las caricias y la penetración vaginal. Por contra, las menos practicadas son la masturbación y el sexo oral. El deterioro físico y las enfermedades cardiovasculares, así como la hipertensión o diabetes, suelen provocar, además, un descenso significativo en la capacidad y potencia de la erección, así como de la líbido.

Los consejos para disfrutar de una sexualidad divertida y sana son:

  • Jugar: el componente del juego es imprescindible a cualquier edad a la hora de practicar el sexo. Existen una gran cantidad de productos y tiendas especializadas en las cuales te pueden recomendar los productos más adecuados para ti.
  • Hidratar: otra característica es que las mujeres, tras la menopausia, experimentan una caída de la producción de estrógenos que causa en una mayor sequedad vaginal, por lo que es posible que no se produzca una lubricación adecuada. Además, a medida que la mujer envejece, las paredes de su vagina se vuelven más delgadas y rígidas.
  • Hacer ejercicio físico diario: entre mejor estado físico se tenga, mejor respuesta sexual se lograra. También es importante llevar una dieta sana, baja en grasas animales, en carbohidratos como las harinas, rica en verduras, frutas.
  • Descubrir: es recomendable explorar nuestro propio cuerpo a cualquier edad, conozcamos nuestros puntos erógenos y disfrutemos del placer, incluso teniendo pareja.