SafeNews

Security

Security

Como entrenar el equilibrio para prevenir caídas peligrosas

Como entrenar el equilibrio para prevenir caídas peligrosas

Con el paso del tiempo, nuestro equilibro va deteriorándose y esto conlleva varios peligros para nuestra salud. Las caídas son muy frecuentes en todas las edades, pero representan un riesgo particularmente alto para las personas mayores de 65 años y pueden llevar a fracturas, lesiones, otro tipo de problemas físicos, desde los más leves a los más graves, y en el peor de los casos, muerte.

Prevenir las caídas no siempre es fácil, pero hay muchas medidas que podemos adoptar que nos pueden ayudar a evitarlas, como utilizar zapatos con suela antideslizante, levantarse poco a poco y tener cuidado cuando se camina sobre superficies mojadas. Además, hay unos ejercicios que podemos practicar para entrenar nuestro equilibrio y disminuir el riesgo de caídas.

Estar de pie sobre una sola pierna

Se trata de un ejercicio muy sencillo que puedes hacer en cualquier momento del día, como por ejemplo mientras cocinas o te lavas los dientes antes de irte a dormir. Permanece de pie sobre una sola pierna, empezando desde unos 30 segundos y poco a poco alargando el tiempo de permanencia para llegar a varios minutos. Recuerda hacer este ejercicio alternando las dos piernas. Si estar de pie sobre una sola pierna es demasiado para ti, puedes empezar poniendo un pie delante del otro y poco a poco pasar a levantar la pierna.

Caminar en línea recta

Para este ejercicio, solo deberás andar con un pie delante del otro en línea recta durante unos minutos. Puedes hacerlo tanto en casa como en la calle, en un parque o en el patio de tu casa. No pasa nada si al principio no lo consigues, con la práctica verás una rápida mejora.

Fortalecer los músculos

Para evitar caídas, es necesario que tus músculos estén fuertes para poder aguantar de pie y evitar que cedan. Eso no quiere decir que si estamos fuertes podremos evitar siempre las caídas, pero seguramente, puede hacer que el riesgo sea menor. Hacer periódicamente ejercicios como sentadillas, flexiones y abdominales hará que nuestro cuerpo sea más fuerte, ayudándonos como resultado a tener más equilibrio.

Hacer yoga

El yoga es una práctica muy antigua con enormes beneficios. Practicar yoga con regularidad puede fortalecer tu cuerpo y entrenar tu equilibrio gracias a la gran variedad de posturas que se realizan durante esta práctica. Hay varios tipos de yoga y puedes preguntar en el centro más cercano cuál de ellos se adapta más a ti y a tus necesidades. Además, está demostrado que el yoga influye también sobre la mente, aportando beneficios tanto para tu cuerpo y mente.

Otras pequeñas acciones que puedes hacer para evitar caídas son: dormir bastante horas, limitar el consumo de alcohol, controlar que los medicamentos que tomas no tengan efectos secundarios sobre el equilibrio y andar con pasos pequeños y lentos.