SafeNews

Finances

Finances

Como irte de viaje con poco dinero en el bolsillo

Como irte de viaje con poco dinero en el bolsillo

Si eres de los que les encanta viajar, sabes que puede ser muy caro. Desafortunadamente, no siempre podemos permitirnos ir de viaje, ya sea porque no tenemos un trabajo estable o porque no tenemos suficientes ahorros. Sin embargo, hay algunas maneras de organizar un viaje con poco presupuesto y disfrutarlo sin gastarnos dinero que no tenemos.

Transporte

Si tu viaje es en el extranjero o en un punto muy lejano del país en el que vives, tendrás que encontrar el medio de transporte para llegar a tu destino. Coger un avión suele ser más caro (aunque no siempre) por eso, opta por una opción como el bus, especialmente el nocturno, podrías ahorrar mucho. Eso sí, no es lo más cómodo.

Si es necesario viajar en avión por temas de distancia o comodidad física, busca siempre los precios en comparadores de vuelos como SkyScanner y Momondo que podrán enseñarte la compañía que ofrece el mejor precio. Si miras directamente las páginas de una aerolínea específica, por preferencia personal, recuerda que es mejor usar la modalidad incógnito y no caer en el error de volver atrás o recargar la página durante la fase de compra. Estos simples pasos evitarán que te aparezca un precio mayor por error. Es una situación muy frecuente a la hora de comprar un billete de avión.

Alojamiento

Después del transporte, el alojamiento es la segunda parte más cara de un viaje. Hay varias opciones que puedes considerar si quieres ahorrar. Primero de todo, escoger un Airbnb en vez de un hotel puede ser más económico (recuerda, no siempre). Si prefieres un hotel o un B&B busca en plataformas como Booking o Trivago, donde podrás encontrar varias opciones de precio y formas de alojamiento diferentes. Recuerda también que los alojamientos en el centro de una ciudad suelen ser más caros. Si quieres ahorrar tendrás que buscar en zonas menos céntricas, o directamente fuera de la ciudad.

Una opción aún más económica es elegir un albergue. Claramente, los albergues no son para todos, ya que hay que tener un espíritu abierto y adaptable, y sobre todo mucha flexibilidad y paciencia. Un albergue es la mejor opción si viajas solo/a y quieres conocer a más viajeros como tú, o si viajas con un grupo de amigos y tenéis ganas de socializar y conocer más gente que pueda acompañaros en el viaje. En los albergues siempre se conoce mucha gente interesante.

Si tu presupuesto no da para un hotel, albergue o Airbnb, hay una opción que es completamente gratuita, aunque es para lo más aventureros: Couchsurfing. Esta plataforma cuenta con personas de todo el mundo que acogen viajeros en sus casas (generalmente en una habitación, o en un sofá, de allí 'Couchsurfing'). Por supuesto es necesario usar este tipo de plataforma con cautela por motivos de seguridad, y elegir siempre personas con buenas referencias y experiencias.

Comida

Si no quieres gastar mucho dinero en la comida durante tu estancia, te damos dos consejos principales. El primero es investigar previamente, sobre los sitios donde podrías ir a comer, en plataformas como TripAdvisor, que ofrecen fotos, reseñas y franja de precio de todos los sitios. Crea un mapa de referencia para tener fichados los sitios más económicos y así tener una lista siempre a mano durante el día. De esta manera, evitarás comer en sitios más caros de los que habías planteado.

El segundo consejo es, si tu presupuesto es bajo, hacer la compra en supermercados baratos locales y preparar bocadillos o cosas prácticas para comer cuando estás fuera de casa durante el día y cenar en casa por la noche.

Otros

Otros consejos para ahorrar durante tu viaje son:

  • Infórmate con antelación si tienes algún descuento (por ser estudiante, menor de 25 años o mayor de 65 años) en museos, actividades y transporte local, ya que, muchas ciudades ofrecen varias ofertas para categorías especiales.
  • Si te gustaría hacer un tour por la ciudad pero no tienes mucho dinero, la mejor opción es buscar los tours gratuitos. Recuerda que aunque esta opción no tenga un precio fijo, es muy recomendable pagar al guía según tus posibilidades económicas al final del tour. Si te alojas en un albergue, pregunta en la recepción para que puedan darte más información sobre este tipo de servicios.
  • Aunque casi todo el mundo suele viajar en verano, las mejores temporadas son las bajas: fuera de los meses de junio, julio y agosto, y lejos de las festividades. Fuera de temporada, los precios son siempre más económicos.
  • Especificar un presupuesto diario te será más útil para controlar los gastos y cumplir con tu propósito de no pasarte con el dinero.

¡Buen viaje!