SafeNews

Tips

Tips

Consejos para ayudarte a desconectar

Consejos para ayudarte a desconectar

Muy a menudo nos encontramos atrapados en el círculo del frenesí diario, entre el trabajo, hacer la compra, intentar tener un estilo de vida saludable y hacer deporte, mantener nuestras relaciones sociales, etc. El ritmo de vida puede ser muy agotador, especialmente si se vive en una ciudad grande, donde todo es muy rápido y estresante. Es importante saber reconocer cuando es el momento de desconectar y, sobre todo, aprender a hacerlo para mejorar nuestro bienestar.

Apaga el móvil

Recibir constantemente mensajes, controlar las redes sociales a menudo, estar pendiente de los correos son factores que pueden influenciar nuestro estrés físico y psicológico. Sobre todo si el trabajo suele seguirnos a casa, es importante recortar momentos donde podamos estar en paz sin que alguien nos contacte. Además, desconectar de la tecnología (móvil, tablet, ordenador, etc) puede ser un relevo tanto para nuestra mente como para nuestros ojos, ya que el uso prolongado de pantallas daña la vista.

Date un paseo en la naturaleza

Conectar con la naturaleza y hacer un poco de ejercicio es una manera muy sencilla y económica para despegar la cabeza del frenesí diario. Si vives en un sitio rural tendrás muchas opciones, pero si vives en una ciudad es posible que las opciones para pasear por la naturaleza se vean reducidas. Elige un parque bonito y relajante en tu ciudad y deja el móvil en casa para desconectar aún más.

Hazte un baño relajante

Los baños calientes son una óptima manera de relajarse sin muchos gastos. Si tienes una bañera, coge una media hora de tu tiempo (¡posiblemente más!) y date un baño caliente, mejor con aceites esenciales o sales de baño y música que te guste y que te ayude a relajarte. Puedes añadir libros, películas, copas de vino o cualquier otro elemento que te ayude a desconectar de tu día.

Prueba la meditación

Seguramente habrás oído hablar de la meditación. Es una antigua técnica que actualmente es muy utilizada para gestionar el estrés y la ansiedad y es muy recomendable por sus efectos benéficos sobre el cuerpo y la mente. Muchos estudios han demostrado que meditar cada día tiene resultados excelentes sobre nuestra salud y, por eso, es una buena manera de desconectar de tus tareas pendientes.

Cuídate

Cuidar de tu cuerpo tiene un efecto terapéutico sobre la mente. Puedes probar a tomar una infusión, hacerte una mascarilla para la cara, o reservar un masaje en un centro estético. Estos pequeños actos de amor propio tienen grandes efectos positivos, y tanto tu cuerpo como tu mente te lo agradecerán.

Escápate un fin de semana en un sitio fuera de la ciudad

Hacer una escapada de fin de semana es una opción seguramente más cara pero muy efectiva. Si vives en una ciudad es posible que acabes harto/a del ritmo frenético y que te apetezca poder ir más despacio y disfrutar de las pequeñas cosas. Pasando unos días en un sitio más tranquilo, posiblemente en el campo o en la montaña, podrás descansar y volver con las pilas cargadas a tu vida diaria.

Y tú, ¿qué haces cuando necesitas desconectar?

Photo by Ben White