SafeNews

General Health

General Health

¿Qué le pasa a mi cabello?

¿Qué le pasa a mi cabello?

El otoño ha llegado y con él la caída de las hojas, y para nosotros… el cabello. Cuanto más pasan los años es normal ir perdiendo densidad. Esta fase no llega a ser preocupante hasta que la cantidad caída no vuelve a crecer al mismo ritmo. Otro aspecto importante, a tener en cuenta, es el grosor del cabello que se va debilitando cada vez más, y eso comporta tener menor volumen.

Es una cuestión que inquieta a más de la mitad de la población y se debe a distintos factores, ya que, no a todos nos afecta de la misma manera: genética, estrés, mala alimentación, edad, toma de medicamentos, etc.

Aunque en algunos casos es inevitable y hay que recurrir a métodos costosos y agresivos, vamos a por algunos consejos más asequibles para todo el mundo y que se pueden hacer tranquilamente en casa.

Consejos para evitar la caída

Dieta saludable

Como en todo, la alimentación es de los aspectos más importantes para estar sano. Tu cuerpo lo sabe y te lo agradece si sigues una buena dieta. En muchos casos, la caída excesiva se debe por falta de hierro y falta de vitaminas que causan anemia, y por consiguiente, que el cabello se debilite y caiga más. Hay alimentos que ayudan a fortalecer nuestro cabello y deberían formar parte de esta dieta:

  • Zanahoria: contiene betacaroteno que nuestro hígado transforma en vitamina A y nos ayuda a fortalecer y estimular el crecimiento.
  • Kiwi: junto a los cítricos como el zumo de naranja, el kiwi aporta mucha vitamina C. Esta vitamina ayuda a estimular la producción de colágeno y, gracias a ello, se frena en gran medida la caída.
  • Legumbres: son de los alimentos que contienen más hierro y, además, nos aportan zinc para que el cabello luzca fuerte.
  • Frutos secos: son un alimento que aportan muchos ácidos grasos y crecimiento celular porque contienen biotina, en especial las avellanas.
  • Col verde: una dieta donde se incluya este alimento a menudo, favorece al fortalecimiento del cabello. También se puede utilizar para crear una mascarilla.

Masaje cuero cabelludo

Aunque no está demostrado científicamente, se dice que el masaje en el cuero cabelludo estimula la circulación de la sangre en los folículos pilosos fortaleciendo las raíces. Además alivia el estrés, una de las primeras causas de la caída en exceso.

Evitar el calor y los productos químicos

El calor debilita las proteínas del cabello, es por eso que no hay que abusar ni del agua caliente ni del secador. Con el agua a una temperatura muy alta provoca pérdida de los aceites naturales del cuero cabelludo que ayudan a protegerlo. El secador y los productos químicos, como los tintes, secan nuestro cabello y lo quiebran. En estos casos se recomienda usar un protector térmico o sérum.

Cambiar frecuencia de lavado y utilizar acondicionador

El exceso de lavado de pelo provoca que el cabello se rompa y debilite. Por eso es recomendable que se lave lo menos posible, entre unas dos veces máximo por semana. Si eres de las personas que tienen raíces muy grasas, para evitar un lavado frecuente, se recomienda el uso de champú seco que se aplica en las raíces. El uso del acondicionador o mascarilla es fundamental para ayudar a retener la humedad natural del cabello, y así evitar que se seque.

Hay que añadir que el pelo mojado es mucho más sensible, por eso si se seca con una toalla es bueno masajearlo, pero sin frotar, y presionar de forma delicada para escurrirlo. Se recomienda usar un peine de dientes anchos.

Remedios naturales

  • Té verde: este tipo de té se conoce por sus múltiples cualidades para nuestro organismo, y en el cabello no es una excepción. Gracias a sus antioxidantes, ayudan a prevenir la caída del cabello. Se puede usar como tónico una o dos veces por semana. Solo hay que preparar el té y dejarlo enfriar.
  • Huevo: la clara del huevo se usa para fortalecer el cabello. Basta con batir cuatro claras y masajear el cuero cabelludo con movimientos circulares. Deja actuar unos treinta minutos y luego lava el pelo normal.
  • Aloe vera: haz un corte horizontal y frota con suavidad justo en las raíces. Deja que se seque en tu cabello y enjuágalo con abundante agua. Para obtener resultados óptimos, se recomienda hacerlo diariamente.
  • Aceites de romero, oliva y almendras: los aceites esenciales como los de almendra y romero, y el aceite de oliva nutren y fortalecen el cabello por su gran cantidad de nutrientes que aportan. Hay que aplicar unas gotas en cabello y dar un masaje suave con movimientos circulares entre 15 y 20 min.

También existen otros productos de anti-caída y fortalecimiento que puedes encontrar en farmacias, parafarmacias y supermercados. Algunas de las marcas que puedes encontrar son: L’Oréal, Innéov, Kératase, Dove, etc.

¿Conoces otros consejos y remedios para frenar la caída en exceso? ¿Has probado alguno de ellos? ¡Cuéntanos tu experiencia!