SafeNews

Nutrition

Nutrition

Eco, bio y organic: ¿cuál es la diferencia?

Eco, bio y organic: ¿cuál es la diferencia?

En los últimos años, nuevas palabras se han abierto camino en el ámbito de la alimentación, creando tendencias y nuevas consciencias. Los paquetes de comidas se han empezado a llenar de bio, orgánico, ecológico, y poco a poco han empezado a brotar las tiendas especializadas en este tipo de productos.

Pero, ¿sabes exactamente cuál es la diferencia entre estas definiciones?

Eco (ecológico)

Si encuentras la etiqueta de 'ecológico' sobre los productos, significa que se ha producido según la normativa europea. Esto quiere decir que no se permiten pesticidas, fertilizantes químicos o transgénicos. Es la categoría más completa entre las tres analizadas en este artículo en cuanto a control.

Por supuesto, esto no descarta que los productos ecológicos no puedan ser de invernadero. Al contrario, existen muchas producciones ecológicas de invernadero en España, de las cuales la de Almería es una de las más grandes.

Hay que especificar también que el sello 'ecológico' se aplica cuando, como mencionamos anteriormente, los productos pasan unos controles de producción, pero también cuando se ha pagado para realizarlos.

Dicho esto, ¿dirías que las definiciones de 'bio' y 'organic' son sinónimos de 'eco'? Pues, no exactamente.

Bio (biológico)

Por su parte, el término bio (de biológico) indica productos que no han sido modificados genéticamente. Esto quiere decir que un producto 'bio' no necesariamente es ecológico, ya que el sello 'eco' implica unos controles más estrictos, siguiendo la normativa europea. Por el otro lado, que un producto sea ecológico sí quiere decir que no ha sido modificado genéticamente.

Organic

La última etiqueta es la de organic, más comúnmente conocida como orgánico en España, aunque sea una mala traducción del original. Orgánico se refiere a productos sobre los que no se han utilizado ningún tipo de pesticidas, ni fertilizantes químicos. Sin embargo, esto no excluye que puedan ser genéticamente modificados.

Básicamente, las últimas dos categorías, bio y organic, no pueden recibir el sello de 'ecológico' porque no cumplen todos los requisitos.

Conocer las diferencias entre estas categorías puede ayudarte a hacer una elección más consciente y a no dejarte engañar por las publicidades.

Foto de Markus Spiske en Pexels