SafeNews

Entrevistas

Entrevistas

“El 80% de los residentes salen a la calle y los familiares quieren saber si han llegado bien”

“El 80% de los residentes salen a la calle y los familiares quieren saber si han llegado bien”

En Safe365 hemos tenido el placer de entrevistar a Marta Álvarez, directora de la residencia Domus Vi Claret, en Barcelona. Nos interesaba saber los valores de la compañía, la labor que realizan y los cuidados que necesitan las personas mayores en residencia, además de su opinión sobre nuestra app de cuidado familiar ya que ambas compañías estamos comprometidas con la seguridad y cuidado de los mayores.

El grupo internacional DomusVi es uno de los principales operadores europeos del sector de la atención a la dependencia. Cuenta con 335 centros repartidos entre Francia, España y China, todos ellos enfocados a la atención de la tercera edad, discapacidad y de salud mental. Dispone de más de 28.000 empleados, 20.000 de ellos en España, con 168 residencias de ancianos y de atención diurna en todo el país.

¿Aproximadamente cuántos profesionales trabajan en el centro? ¿En qué campos trabajan cada uno de estos profesionales? ¿Aproximadamente cuántos profesionales trabajan en el centro? ¿En qué campos trabaja cada uno de estos profesionales?

En DomusVi Claret trabajan alrededor de 200 profesionales. Estos profesionales los distribuimos en distintos grupos. El primero sería el equipo base formado por los auxiliares que se encuentran en el centro 365 días al año 24 horas y por el equipo técnicocompuesto por psicología, enfermería, terapia ocupacional, educación social, médico y trabajos sociales. Además, dentro del equipo técnico, también está el monitor de tiempo libre, la persona que se encarga de realizar todas las actividades de ocio del centro.  Hay que tener en cuenta también la parte de dirección, compuesta por el director del centro, recursos humanos y trabajador social.

Además contamos con servicios hoteleros que se encargan de los servicios como la limpieza y la lavandería. Por último está todo el equipo de cocina toda la comida se elabora en la residencia.

¿Cuántos ancianos viven en la residencia? ¿Hay también ancianos que acuden al centro de día?

Ahora mismo viven aquí unas 270 personas mayores. Aunque no tenemos unidad de centro de día en sí, disponemos de la opción de centro de día integrado en la residencia, permitiendo hacer media jornada o jornada completa. Se trata de personas mayores que no pasan la noche en el centro pero hacen vida aquí y se benefician de los mismos servicios que los demás ya que realizan actividades, terapias, tienen servicio de comedor, etc.

Vosotros os posicionáis como una residencia que ofrece la atención más especializada a personas mayores y salud mental del país. ¿Dónde queda patente esta ventaja competitiva?

En DomusVi Claret nos diferenciamos por nuestra parte asistencial y también en el servicio de convalecencias. Es decir, si una persona mayor que vive en domicilio pasa por una operación, existe la posibilidad de acudir al centro para hacer una convalecencia y realizar aquí la rehabilitación. El equipo de fisioterapia pauta la rehabilitación que se necesite y, cuando se ha recuperado, vuelve a su domicilio. También consideramos que nos desmarcamos de la competencia por el servicio hotelero que ofrecemos porque tiene el mismo funcionamiento que un hotel y por el servicio de cocina propia ya que cocinamos nosotros y el personal es nuestro.

En tu opinión ¿Qué valores debe tener una persona para cuidar a una persona mayor? ¿Consideras que las personas que trabajan en el centro cumplen estos valores?

Es básico que las personas que trabajan con personas mayores sepan escuchar y que les guste trabajar con este segmento de la población además de que se comporten con profesionalidad.

Nosotros cuidamos mucho el tema de selección de personal, la persona que está en la posición de recursos humanos es psicóloga y la entrevista personal tiene una gran importancia. Para trabajar en el centro, además de cumplir con los valores que te he comentado, se necesita tener una titulación, pedimos que estén especializados en geriatría.

En general, ¿Cuál suele ser el motivo mayoritario para que un anciano tenga que acudir a una residencia?

Los motivos pueden ser muy diversos, personas que vienen de forma voluntaria porque quieren estar cuidados por si les sucede alguna cosa, familias que toman la decisión por el residente, tema de convalecencias o respiros familiares. Es decir, la gente que tiene a la persona mayor en casa y se quiere marchar de vacaciones puede dejar a la persona mayor aquí mientras está fuera. También hay unos apartamentos en el ático donde se hospedan personas mayores que han venido voluntariamente con todas las facilidades que les ofrecemos.

Entendemos que hay dos actitudes que se pueden tomar cuando la familia toma la decisión de llevar a un anciano a la residencia: afrontar y aceptar la decisión o rehusarse sintiéndose engañado. ¿En este segundo escenario cómo soléis actuar para solucionar el problema y que no pueda llevar a problemas más graves como la depresión?

Este tipo de casos supone un problema a dos tipos: el primero es por parte del residente ya que se niega a estar en la residencia y, por otro lado, el sentimiento de culpa de la familia que, aunque sepan que es lo mejor para la persona, les genera un sentimiento de culpa. En estos casos trabajamos mucho con el equipo de psicología, haciendo intervenciones tanto al residente como a la familia.

¿Cómo es el día a día de los ancianos en la residencia? (actividades, tiempo libre, médico, psicólogo, etc)

Hacemos actividades de todo tipo como bingo, talleres de costura, proyección de películas, documentales, etc. Desde el centro también organizamos excursiones con los residentes y hacemos una serie de terapias externas. Por ejemplo, una empresa subcontratada viene aquí para hacer actividades con los residentes y con perros ya que el uso de animales se considera una terapia psicológica y también física. Además, colaboramos con voluntariado de colegios y de enfermería. En definitiva, los residentes tienen un buen abanico de actividades y siempre intentamos que participen en la vida del centro.

¿Qué cuidados más frecuentes suele necesitar una persona mayor en residencia?

Los cuidados pueden ser muy diferentes dependiendo de la persona. Una característica que también nos desmarca de la competencia es que este centro y todos los de DomusVi están sectorizados. Esto quiere decir que en cada planta hay un perfil de residente. Por ejemplo, hay una planta para residentes totalmente autónomos, otra para autónomos con ligera supervisión, residentes con dependencia física pero no cognitiva, dependencia cognitiva pero no física, etc. Esto nos ayuda a que el residente conviva con personas similares, algo que psicológicamente les ayuda mucho. También es útil por el tema de personal, ya que cada planta necesita unos cuidados distintos. En cuanto a las actividades también hay diferencia, en una planta de dependencia cognitiva habrá talleres más relacionados con la memoria o estimulación cognitiva mientras en una planta con dependencia física habrá otras actividades.

¿Consideras que la residencia suele ser una medida para paliar los problemas de salud que las personas mayores presentan en casa?

Es un arma de doble filo. Hay que tener en cuenta que una persona con una demencia no va a mejorar, es una enfermedad degenerativa. Esto es algo que hay que tratar con las familias, dejar claro que hay cosas que siempre van a peor pero nosotros podemos hacer que esa transición sea más lenta y más agradable para la persona. Es nuestro trabajo diario. En domicilio, si no se relacionan con otras personas, la gente mayor suele hacer una bajada más acusada que en una residencia donde se les ayuda a estimular la memoria y tienen relación con otras personas.

¿Crees que es mejor que las personas mayores envejezcan en casa o en una residencia o que depende del estado de cada persona?

No es ni mejor ni peor, simplemente depende del estado de salud y de la red familiar de cada persona.

¿Crees que nuestra aplicación es un buen invento para que los ancianos se sientan tranquilos y seguros sabiendo que su familia le puede ayudar rápidamente si ocurre algo?

Realmente creo que en este tipo de casos es una muy buena herramienta.  Aquí el 80% de los residentes entran y salen y, en muchas ocasiones, la guardia urbana nos trae a residentes porque se han desorientado. Además, cuando las familias son conscientes de que sus familiares entran y salen de la residencia, se preocupan y llaman a recepción preguntando si han llegado o no. Se me ocurre que Safe365 sería una buena solución en estos casos y que liberaría tanto a las familias como a nosotros ya que, al ser una residencia grande,  no es instantáneo saber si una persona ha llegado o no. Además aquí muchas personas mayores tienen su teléfono móvil.

También serviría para las personas que están en los apartamentos de arriba que hacen una vida totalmente autónoma, incluso se van de vacaciones. Sus familias podrían estar tranquilas con esta aplicación.

Nosotros en la empresa tenemos una aplicación que las familias se pueden descargar y pueden ver el tema asistencial de cuidados de sus familiares pero no tiene la funcionalidad para poder ver dónde se encuentran y si están bien.

Cada vez son más los casos en los que la policía/bomberos acuden al rescate de ancianos que han sufrido algún accidente en casa y nadie ha podido ayudarlos porque están solos. ¿Consideras que nuestra aplicación, al tener un botón de emergencia, agilizaría estos rescates?

Por supuesto, aquí nos llegan casos de personas que se han caído en sus casas y quizás han estado dos días inmovilizados porque sus familiares no van cada día a verles. Sí creo que es una buena opción para agilizar rescates de este tipo.

Si se realizaran charlas en la residencia sobre Safe365 y los beneficios que tiene para toda la familia, ¿crees que las personas estarían interesadas y sería algo positivo?

Sí, yo creo que sería de utilidad para muchas familias y que estarían interesadas en el servicio.