SafeNews

Healthy Aging

Healthy Aging

Ikigai, el secreto para una vida longeva y feliz que viene de Japón

Ikigai, el secreto para una vida longeva y feliz que viene de Japón

Japón tiene una de las tasas de longevidad más altas del mundo, contando con aproximadamente 70.000 personas centenarias en el país.

Hay varias razones por las que el país nipón tiene este récord, y una de las principales es que sus habitantes tienen muy claro durante sus vidas el concepto del Ikigai.

¿Qué es el Ikigai?

Ikigai podría traducirse como la "razón de ser" y es uno de los conceptos clave en la vida de los japoneses: encontrar tu pasión y dedicar tu vida a ello. El Ikigai puede ser algo con lo que eres bueno/a haciendo, algo que te hace ilusión o te inspira, algo que puede ser tu trabajo, algo que puede contribuir a mejorar el mundo.

Tener algo que te hace levantar de la cama, algo que amas y que quieres hacer cada día, es la razón principal por las que los habitantes del país nipón envejecen mucho mejor y, en consecuencia, tienen una vida más larga. De hecho, en la cultura japonesa no existe una palabra equivalente a la de "jubilación" como la entendemos en nuestra lengua, cuando dejas de hacer tu trabajo para siempre. Los japoneses siguen trabajando y se mantienen activos después de dejar sus empleos, gracias a su Ikigai.

Es muy importante, también, que el Ikigai no sea solo algo que amas hacer, sino que también algo que puede contribuir a la comunidad y ayudar a los otros. En Japón, el sentido de comunidad es uno de los pilares de la cultura, como indica la palabra yui-maru, o sea el espíritu de cooperación mutua.

¿Cómo puede ayudarnos tener un Ikigai?

Tener un propósito en nuestra vida es una de las razones que nos hace sentir felices y por las que seguimos viviendo. Los seres humanos pasan la mayoría de sus vidas buscando su pasión y, desafortunadamente, en Occidente es siempre más común acabar haciendo un trabajo que no es lo nuestro, porque no podemos vivir de lo que realmente nos gusta, especialmente en el caso de los trabajos creativos. Encontrar nuestro Ikigai quiere decir tener claro nuestro objetivo y lo que amamos, y dedicarle nuestro día a día, hasta si quiere decir hacerlo después del trabajo.

Durante la jubilación, tener un Ikigai es aún más importante: nos da una razón para seguir activos, tanto física como mentalmente, que es la clave para tener una vejez mejor. Muchos estudios demuestran que mantenerse activo reduce el riesgo de desarrollar algunas enfermedades. Exactamente esta es la razón por la que Japón tiene una tasa muy baja de enfermedades cardiovasculares y de demencia (esto, y la saludable dieta nipona).

Cómo encontrar tu Ikigai

Es posible que pienses que no tienes un Ikigai. No te desesperes, no siempre es fácil encontrarlo, pero es seguro que cada persona tiene uno. Hazte estas preguntas:

  1. ¿Qué es lo que te gusta tanto hacer que mientras lo haces el tiempo te pasa volando?
  2. ¿Qué es lo que se te daba muy bien cuando eras niño?
  3. ¿Qué es lo que te hace ilusión hacer cuando piensas en ello?
  4. ¿Qué es lo que sabes hacer y te resulta fácil?
  5. ¿Qué es lo que puede aportar algo bueno en el mundo?

Escribe tus respuestas en un papel, y piensa atentamente en ellas. Verás que poco a poco lograrás descubrir cuál es tu Ikigai.