SafeNews

Psychology

Psychology

La importancia del self-care

La importancia del self-care

Cuando ves que la batería de tu móvil está al 5 %, la intentas recargar lo más rápido posible, ¿no? Pues con nosotros mismos deberíamos hacer lo mismo. El self-care es un concepto relativamente nuevo que se refiere a una forma de auto-cuidado en el que podamos actuar con nosotros mismos y en nuestro espacio para estar mejor mentalmente (y como consecuencia, físicamente).

La verdad es que la mayoría de las personas hacemos muchas cosas para cuidarnos físicamente: comer sano, actividad física y beber mucha agua. Pero demasiadas veces ignoramos nuestras necesidades psicológicas y acabamos con una batería mental al 5 %. Es importante aprender a cuidar de nuestro reposo mental y entender cuando es hora actuar con el self-care.

Si empiezas a sentirte cansado mentalmente, si te sientes agobiado y necesitas tomar una pausa del mundo que te rodea, de las relaciones sociales y de las tareas pendientes, si estás experimentando ansiedad, es probable que necesites empezar a hacer self-care. Aquí te dejamos unas ideas para empezar, aunque recuerda: el self-care es muy personal y depende ampliamente de cada persona y de los gustos personales, así que te aconsejamos descubrir poco a poco qué es lo que funciona mejor para ti.

Apaga el móvil/notificaciones

Este pequeño acto puede ayudarte mucho si te estás sintiendo agobiado y no quieres que nadie te moleste. Descansar del móvil (o de la tecnología en general) puede ayudar mucho a tu cerebro para tomar una pausa y volver a encontrar un poco de paz, especialmente si usas muchas redes sociales. Si no estamos en nuestro mejor momento, es mejor evitarlas.

Sal a dar un paseo

Si estás en un sitio cerrado, como tu casa, o una oficina, y sientes que te falta el aire, sal a dar un paseo. El aire fresco te ayudará a aclarar la mente, y andar es una actividad que siempre hace bien tanto a nivel físico como mental.

Conecta con la naturaleza

Si estás sintiendo ansiedad, salir a pasear es una buena idea, pero sería mejor en un sitio tranquilo y no en una calle grande y bulliciosa, ya que podría empeorar la ansiedad. Explora un parque, o un bosque (dependiendo la zona en la que vivas) para conectar con la naturaleza. Te ayudará para hacer grounding, una técnica que se usa para reducir la ansiedad. Las personas que la utilizan pueden sentirse re-orientadas en el aquí y en el ahora o, literalmente, conectadas con la tierra.

Prepara tu comida favorita

Si te sientes triste, cocina tu comida favorita. Hay una razón por la que existe el término comida de confort, y es que la comida puede ayudarnos a sentirnos mejor cuando estamos en nuestro límite, ya que implica muchos sentidos, no solo el gusto.

Pasa una tarde descansando en la cama

Si sientes que quieres huir del mundo y no ver a nadie, no te sientas culpable. Tienes todo el derecho a pasar una tarde descansando en la cama, durmiendo, mirando una película, haciéndote una mascarilla para la cara, tomando un té, leyendo, o lo que sea. Te lo mereces. Concédete ese descanso.

Yoga y meditación

Estas dos antiguas prácticas han dado resultados muy evidentes para la salud mental en varios estudios. Si te encuentras muy cansado/a mental y físicamente, pero quieres hacer un poco de actividad física, aconsejamos hacer yoga. Puedes elegir si quieres hacer una secuencia corta, larga, lenta o muy activa. Si no estás apuntado a ningún curso o no quieres moverte de casa, hay muchos vídeos en YouTube que puedes seguir sin salir de tu cuarto, incluso si eres principiante.

Habla con una persona querida

Si te sientes solo/a o triste, lo mejor es siempre hablarlo con un ser querido. Explicar tus sentimientos no siempre es fácil pero hacerlo puede ser muy terapéutico. Si te encuentras en una crisis emocional y no tienes a nadie con quien hablar en ese momento, existen números a los que puedes llamar con operadores especializados que pueden ayudarte, por ejemplo, el Teléfono de la Esperanza.

Aprende a decir 'no'

Parecerá banal, pero aprender a decir que 'no' nos cuesta a todos, y es uno de los self-care más grandes que puedes hacer. Demasiadas veces nos cargamos de cosas que no nos conciernen cuando en realidad necesitaríamos descansar del mundo y de los deberes. Si sientes que estás sobrecargado/a, que no te de vergüenza o sentido de culpa empezar a decir que 'no' en algunas cosas. Es tu derecho tomarte tu tiempo para ti mismo/a.

Recuerda, cuanto más te conozcas a ti mismo/a, más fácil será crear una rutina personalizada de self-care para saber que hacer cuando necesitas desconectar y cuidar de tu salud mental. Otra cosa que también deberías recordar es que es importante reconocer cuando el self-care ya no es suficiente y necesitas ayuda externa. Que no té de miedo considerar la opción de empezar a hacer terapia psicológica, ya que es una de las mejores decisiones que podrías tomar para ayudarte a superar un mal momento o cualquier condición mental que estés sufriendo.