SafeNews

Caregiving

Caregiving

Consejos para la conciliación del sueño en los cuidadores

Consejos para la conciliación del sueño en los cuidadores

El primer gran reto para los cuidadores es probablemente encontrar tiempo para dormir. El segundo gran reto sería intentar no quedarse dormido cuando tengas un momento de relajación. Con tanto estrés y poco tiempo libre, muchos cuidadores encuentran dificultades para conciliar el sueño.

Múltiples estudios vinculan el cuidado con la falta de sueño. Más de dos tercios de las personas que cuidan a personas mayores con demencia tienen problemas de sueño que afectan su calidad de vida.

El estrés relacionado con el cuidado puede interrumpir el sueño del cuidador, aumenta su riesgo de depresión y afecta su salud física general.

De hecho, el estrés del cuidado es un fenómeno tan conocido, que se ha ganado su propio nombre en la literatura médica: la carga del cuidador.

Es un ciclo problemático: el estrés de los cuidadores conduce al insomnio ➡️ cuidados más difíciles ➡️ más estrés ➡️ más problemas para dormir ➡️ el agotamiento del cuidador.

Si eres cuidador y encuentras dificultades para dormir, te dejamos con unos consejos:

Pide ayuda.

Cuidar es una carga muy dura para una sola persona. Si es posible, pide ayuda de cuidadores profesionales o servicios de cuidado. También puedes pedir ayuda a otros familiares o amigos y organizar turnos. A menudo, las personas están encantadas en poder ayudar, todo lo que tienes que hacer es pedirlo.

Busca apoyo emocional en otras personas, incluidos amigos, familiares y profesionales como un terapeuta.

Dedica tu habitación para dormir.

Reserva tu habitación solo para dormir y disfrutar de una noche apasionada. Los cuidados no tienen porqué ser en tu dormitorio (especialmente si se está cuidando a un ser querido que vive contigo). Es esencial que entrenes tu mente para ver mentalmente los espacios físicos en tu hogar para dormir, separados de los asociados con el estrés del cuidado.

Puedes hacer uso de un monitor de bebé para vigilar a tu ser querido mientras duerme, pero trata de evitar dormir en la misma habitación. Si debes dormir en su habitación, utiliza una máscara para dormir y así evitar las luces parpadeantes.

Más allá de eso, haz de tu habitación un refugio para el sueño. Mantenlo fresco, oscuro, cómodo y tranquilo.

Photo by Erick Palacio / Unsplash

Reduce el estrés durante el día.

Durante el día, intenta realizar algún ejercicio que te ayude a eliminar el exceso de energía estresante. Hacer ejercicio también puede mejorar tu sueño, de preferencia por la mañana para eliminar el estrés mientras recibes un refuerzo de endorfinas por el día.

El yoga es otra opción. No solo es un gran aliado contra el estrés, sino que también es una buena manera de mantenerse flexible y en forma.

Reduce el estrés por la noche.

Por la noche, alivia el estrés realizando actividades relajantes antes de acostarte (leer, escuchar música relajante, tomar un baño, etc). Crear una rutina de sueño permite entrenar tu mente para reconocer que te estás preparando para dormir.

I took this picture in a sweet moment and reading. It’s about 6:30 pm the temperature is perfect and the words seem to sound like a sweet melody.
Photo by Umberto Del Piano / Unsplash

Sigue una buena higiene del sueño.

Asegúrate de seguir buenos hábitos de salud para dormir:

  • Evite las comidas pesadas o los ejercicios pesados ​​a altas horas de la noche
  • Limite la cafeína y el alcohol después de la tarde.
  • Apaga todos tus dispositivos electrónicos al menos 30 minutos antes de acostarte.

Esperemos que estos consejos te hayan sido útiles, y si tienes cualquiera otra recomendación, no dudes en compartirla con nosotros.