SafeNews

Sleep

Sleep

Los somníferos, ¿un riesgo para la salud?

Los somníferos, ¿un riesgo para la salud?

Con el estrés y las prisas de la sociedad actual son muchas la personas que toman somníferos u otro tipo de medicamentos para facilitar el sueño y luchar contra el insomnio. Los somníferos son fármacos o productos que provocan somnolencia. Sin embargo, la OMS (Organización Mundial de la Salud) alerta de los riesgos y efectos negativos del consumo de las pastillas para dormir.

Los somníferos tienen efectos secundarios

Los efectos secundarios de las pastillas para dormir varían según la medicación que estás tomando, pero pueden incluir mareos, dolor de cabeza, problemas gastrointestinales, somnolencia prolongada, reacciones alérgicas, problemas de memoria y problemas para realizar actividades diarias mientras estás parcialmente dormido. Lo más preocupante de estos efectos secundarios es que podrían causar accidentes de coche por ejemplo debido a la somnolencia.

Riesgo de presión arterial alta

La ingesta de somníferos aumenta el riesgo de tener presión arterial alta. Es por esta misma razón que las personas que toman pastillas para dormir deben someterse a chequeos clínicos rutinarios para controlar su presión arterial.

Riesgo para la salud cardiovascular

La ingesta de pastillas para dormir aumenta ocho veces el riesgo de eventos cardiovasculares en pacientes con insuficiencia cardíaca.

Riesgo de adicción

Cualquier medicación utilizada para inducir el sueño puede resultar en una dependencia de ese medicamento para poder dormir mejor. La persona podría tener dificultades para dejarlo o incluso requerir una dosis más alta para lograr los mismos efectos. Algunos usuarios incluso pueden experimentar abstinencia si dejan de tomar medicamentos para dormir. Este riesgo es particularmente alto para las personas que usan pastillas para dormir todas las noches, por lo que un uso ocasional es preferible.

Las personas deben conocer los posibles efectos secundarios antes de comenzar un nuevo medicamento y seguir las instrucciones de su médico. También se recomienda no combinarlas con alcohol.

Antes de usar somníferos, recomendamos probar algún otro tipo de ayuda. Para dormir mejor, los expertos recomiendan minimizar el uso de pantallas y tecnología por la noche, dormir y despertarse a la misma hora todos los días y practicar comportamientos relajantes, como leer o escribir un diario, antes de acostarse. Si quieres recibir más consejos para dormir mejor, puedes echar un vistazo a este artículo.