SafeNews

Retirement

Retirement

¿Por qué el tiempo parece acelerarse a medida que envejecemos?

¿Por qué el tiempo parece acelerarse a medida que envejecemos?

Muchos de nosotros recordamos aquellos interminables días de verano durante nuestra infancia, cuando un día en la playa parecía durar para siempre. Eso es porque la percepción del tiempo pasa más rápido con los años. A veces parece que tan pronto sacamos la barbacoa, nos encontramos colgando las decoraciones navideñas, preguntándonos qué fue del tiempo. ¿Qué está pasando?

Indefinite
Photo by Saffu / Unsplash

El tiempo mental y el reloj son dos cosas totalmente diferentes. Nuestra percepción del tiempo cambia constantemente influenciada por muchos factores. Depende de las actividades que realicemos, de nuestra edad e incluso de cuánto descansamos.

Teorías

Lo disfrutas más

Nuestra percepción del tiempo está influenciada por la conexión entre la atención que prestamos a una actividad y cuánto la disfrutamos. Todos lo hemos vivido: el tiempo vuela cuando nos estamos divirtiendo, pero una reunión al final de la tarde parece ser eterna. Nuestra respuesta emocional altera nuestra percepción de su duración.

Más responsabilidad

La responsabilidad puede también influenciar nuestra percepción. En la vida adulta existen más obligaciones y responsabilidades que en la infancia. Las demandas de nuestras ocupadas vidas simplemente consumen una mayor parte de nuestros días.

Tu cerebro envejece

Nuestros cerebros envejecidos y la cantidad de imágenes mentales que el cerebro encuentra también es un factor. Cuando envejecemos, la velocidad a la que se perciben los cambios en las imágenes mentales disminuye debido a varias características físicas transformadoras, que incluyen la visión, la complejidad del cerebro y, más adelante, la degradación de las vías que transmiten información. Este cambio en el procesamiento de imágenes conduce a la sensación de que el tiempo se acelera.

Las personas a menudo se sorprenden cuando recuerdan los momentos que parecían durar para siempre en su juventud. Pero no es que sus experiencias hayan sido mucho más profundas o significativas, es solo que estaban siendo procesadas por su cerebro a cámara rápida.

¿Cómo ralentizar el tiempo?

Aun así, no somos del todo prisioneros del tiempo. Los relojes seguirán girando, pasarán días en el calendario y los años parecerán volar cada vez más rápido. Pero durmiendo bien y viviendo de forma saludable podemos alterar nuestras percepciones. Esto, en cierto sentido, ralentiza el tiempo mental.

Practica la atención plena (mindfulness). Pero si estás interesado/a en ralentizar el tiempo, no es necesario meditar. Simplemente necesitas ser más consciente. La atención plena significa que tu cerebro está totalmente enfocado en la tarea en cuestión. Estás completamente presente, consciente de dónde estás y de lo que estás haciendo, y no estás abrumado por lo que sucede a tu alrededor.

Photo by Natalia Figueredo / Unsplash

Cambia tu perspectiva aprendiendo nuevas habilidades, explorando nuevos lugares y conociendo nuevas personas. Estas novedosas y agradables experiencias codificarán tu cerebro con nuevos recuerdos que pueden alargar tu día. Una vida llena de nuevas experiencias ralentiza el tiempo mental.