SafeNews

Sleep

Sleep

¿Por qué no puedo recordar mis sueños?

¿Por qué no puedo recordar mis sueños?

Si te despiertas por la mañana sintiéndote decepcionado/a por no recordar ningún sueño que tuviste durante la noche, podrías preguntarte: ¿por qué no puedo recordar mis sueños?

A continuación, hablaremos de la naturaleza de los sueños, el sueño de movimientos oculares rápidos (REM), los patrones de los sueños, los desencadenantes del recuerdo de los sueños y cómo puedes aprender a recordar mejor tus sueños.

¿Qué es un sueño?

Todo el mundo ha tenido un sueño en algún momento de su vida. Un sueño es una serie de pensamientos, imágenes o sensaciones que ocurren en la mente mientras duermes. Es una función del cerebro. El sueño puede ocurrir cuando algunas regiones específicas del cerebro se activan mediante patrones eléctricos secuenciales y actividad química.

I always wake before she does and this is what I first see in the morning.
Photo by Gregory Pappas / Unsplash

Los sueños vívidos, como una película que ocurre contigo como actor, están asociados con el sueño de movimientos oculares rápidos (MOR). Está asociado con una actividad intensa dentro del cerebro.

Curiosamente, es posible experimentar sueños fragmentados en un sueño no MOR. Se cree que el contenido soñado en sueños no MOR es más simplista. Puede ser el sueño de una imagen, una idea o un concepto que sea más estático. Si los sueños relacionados con MOR son una película, los sueños no MOR pueden compararse con una fotografía.

¿Porqué olvidamos lo que soñamos?


Es normal soñar, pero es común no recordar los sueños que ocurren. Hay algunas explicaciones posibles. Primero, es posible que el sueño MOR no ocurra (o al menos no ocurra tanto como lo normal). Además, los medicamentos pueden suprimir el sueño MOR (en particular, los antidepresivos). El alcohol también puede actuar como un supresor del sueño MOR. Los trastornos del sueño pueden afectar el recuerdo del sueño.

Aunque se produce el sueño MOR, es posible que no se recuerden los sueños vívidos asociados con él. Esto puede pasar cuando hay una transición del sueño MOR a otro estado de sueño antes de despertarte.

Además, como regla general, los sueños se desvanecen rápidamente después de despertarse (un poco como un mensaje escrito en un espejo empañado que se desvanece a medida que se evapora el vapor). Es posible que los elementos del sueño se recuperen más tarde en el día, tal vez provocados por una experiencia que reactiva la misma área del cerebro que creó el sueño durante la noche.

Los sueños particularmente memorables pueden crear una impresión que persiste durante décadas. Relatar el sueño a otra persona puede ayudar a estabilizar la memoria. Los sueños (o pesadillas) asociados con emociones intensas, incluido el miedo, también pueden quedarse en la mente.

¿Cómo recordar mejor tus sueños?


Si te interesa mejorar el recuerdo de tus sueños, adopta esta simple rutina: lleva un diario de sueños. Te puede parecer ridículo pero, tener un bolígrafo y un cuaderno en la mesita de noche junto a la cama es más fácil registrar los sueños inmediatamente después del despertar, antes de que hayan tenido la oportunidad de desvanecerse. Además, tener todo apuntado te permite reflexionar sobre el significado de tus sueños.

Según algunos expertos, el ser humano podría influenciar el contenido de sus propios sueños. Mientras duermes, imagínate un mundo o un lugar que podría llegar a ti en la noche. Puede que funcione, aunque quizás no lo recordarás...

Si te interesa saber más sobre los sueños, te recomendamos mirar el segundo episodio de la serie Netflix "La mente, en pocas palabras". Este episodio habla de los sueños con más detalles: ¿Por qué se sueña? Cuando se apagan las luces, ocurren cosas interesantes en el cerebro y en el cuerpo. ¿Qué significan los sueños y qué pueden enseñarnos?

Y tú, ¿recuerdas tus sueños?