SafeNews

General Health

General Health

¿Por qué siempre me pongo enfermo/a?

¿Por qué siempre me pongo enfermo/a?

¿Cada dos semanas no te encuentras bien? ¿Siempre tienes algo, como resfriados, aftas, tos, o dolor de garganta? Si la respuesta es sí, quiere decir que te pones enfermo/a muy a menudo.

Hay muchos factores por las cuales podrías ponerte enfermo/a muy a menudo, y es necesario que los consideres para entender la raíz de tu problema.

Estrés

El estrés es un gran enemigo para nuestra salud, tanto físico como mental. Este factor está conectado con una probabilidad más elevada de desarrollar enfermedades de varios tipos y también tiene un gran vínculo con varios trastornos mentales, como la depresión y la ansiedad.

El estrés, como otros factores que analizaremos en esta lista, puede bajar nuestras defensas, y hacer que nos pongamos enfermos más a menudo.

Trastornos del sistema inmunitario

Desafortunadamente, hay varias condiciones médicas y trastornos que causan un mal funcionamiento del sistema inmunitario que, como consecuencia, hace que nos pongamos enfermos muy a menudo.

Pueden tratarse de condiciones congénitas, un trastorno autoinmune o puede ser derivado de otra enfermedad, como por ejemplo el SIDA. En todos estos casos, es siempre necesario consultar el médico de cabecera para saber el mejor tratamiento para cada caso.

Mala alimentación

Otros de los factores que pueden llevar a tener las defensas es la mala alimentación. Para funcionar correctamente, el cuerpo necesita muchos nutrientes, una dieta equilibrada y mucha agua.

Si comemos comida basura o platos pre-preparados que no tienen casi nada de nutrientes, nuestro cuerpo no tendrá la fuerza necesaria para resistir a todas las bacterias y virus que se encuentra de camino durante el día, y acabará poniéndose enfermo más a menudo.

No dormir suficientes horas

Una buena calidad de sueño está estrictamente conectada con la salud física y mental. Si duermes poco o mal, tu cuerpo seguramente estará muy cansado y se pondrá enfermo más fácilmente.

Asegúrate de dormir un mínimo de 7 horas por noche. Si tienes problemas para dormir, puedes usar tapones para los oídos y tomar hierbas naturales para conciliar tu sueño.

Poca higiene

Una higiene correcta es fundamental para no ponerse enfermo/a. Las manos son el punto principal de contacto con las bacterias que nos rodean, y hay que lavarlas muchas veces durante el día. También es importante evitar tocarnos ojos y boca con las manos, especialmente si no las hemos lavado.

Es necesario lavarse las manos:

  • antes de cocinar o comer
  • antes y después de asistir a un enfermo
  • después de tocar animales
  • antes y después de tratar una herida
  • después de haber ido al baño
  • después de haber cambiado un pañal
  • después de haber estornudado o de habernos sonado la nariz
  • después de sacar la basura

Genética

Por último, una causa muy común de un sistema inmunitario débil es... La genética. Es muy probable que si tus padres sufren de defensas bajas, tú también te pongas enfermo/a más a menudo. Desafortunadamente, la genética no es algo que se pueda cambiar, pero siempre puedes seguir una alimentación correcta y un estilo de vida saludable para incrementar tus posibilidades de seguir sano.