SafeNews

Technology

Technology

¿Qué es el 5G y qué diferencias tiene con el 4G?

¿Qué es el 5G y qué diferencias tiene con el 4G?

Desde que a finales de febrero empezara el Mobile World Congress (MWC) en Barcelona, estamos escuchando por todos lados que el 5G ha llegado para quedarse. Lo que llevaba varios años siendo un rumor, está a punto de convertirse en una realidad. Pero, ¿qué es el 5G?

¿Qué es el 5G?

El 5G es la quinta generación de las tecnologías empleadas para la comunicación entre dispositivos móviles, que no necesariamente tienen que ser teléfonos. Es decir, que incluye smartphones, tablets, videoconsolas portátiles o reproductores de música.

Esto no es algo nuevo, sino una versión mejorada del actual 4G/LTE, que en su día sustituyó al 3G. Porque la tecnología avanza, el volumen de información que se transfiere aumenta y las conexiones entre los dispositivos deben hacerse más rápidas y potentes.

Es muy posible que, al hacer memoria, recordemos cómo pasamos del 3G al 4G y empezamos a navegar por internet a velocidades mucho más altas. Ese cambio nos permitía ver vídeos y webs actuales sin problemas, cosa que antes era imposible. El nuevo cambio de generación es un salto cualitativo mucho más importante. Desde el dispositivo podremos cargar vídeos en UltraHD sin pestañear. El estándar oficial ya ha sido aprobado, prometiendo entre 10 y 20 veces más velocidad que las actuales conexiones móviles. Una auténtica barbaridad.

Hablamos de promesas porque el estándar existe, los primeros móviles que lo soportan ya son oficiales y Vodafone ha anunciado que empezará a desplegarlo, pero actualmente no es posible utilizarlo. Solo nos queda esperar.

Algo que no deja lugar a dudas es que el 5G será una tecnología imprescindible para mejorar las conexiones cuando haya grandes aglomeraciones de gente, especialmente en grandes metrópolis. Las grandes concentraciones de gente provocan que en espacios muy reducidos haya una gran cantidad de dispositivos conectados, lo que colapsa las redes e impide el buen funcionamiento. Por ello, el 5G ha venido a salvarnos. Lo que ayer eran teléfonos inteligentes, mañana será el internet de las cosas y, más adelante, las smartcities, donde todo estará conectado a través de internet y se necesitará una red más potente para transmitir los datos e información a una velocidad más alta.

Diferencias con el 4G

En la siguiente tabla verás las principales diferencias que hay entre el 4G, el 4G+ (conocido también como LTE) y el 5G. La velocidad será mucho más rápida, por lo que la descarga de contenidos sucederá casi sin darte cuenta. Esto en la teoría, porque en la práctica dependerá de las diferentes operadoras y las zonas en las que estés situado.

En el MWC, Xiaomi prometió que su primer dispositivo móvil con 5G alcanzaría la velocidad de 2 gigas por segundo, lo que permite la descarga de un vídeo de 15 segundos en FullHD en apenas 1 segundo. Algunas informaciones detallan que, cuando se haya desarrollado por completo esta quinta generación, las velocidades podrían llegar a los 20 Gbps (Gigabytes por segundo), casi 10 veces más.

Pero si algo puede percibirse del nuevo cambio será la latencia. La latencia, que es el tiempo que tarda en mostrarse una página al darle una orden, ya es baja de por sí hoy en día. Esta se verá reducida a entre 1 y 2 milisegundos. Lo que significa que descargar documentos de la nube ya no será motivo de espera, por lo que podremos guardar documentos en la nube (sin ocupar espacio en nuestro dispositivo) y descargarlo como si tuviéramos esos documentos en el propio dispositivo.

Qualcomm, el fabricante de chips estadounidenses, ha dicho que el cambio servirá para conectar a las personas con todo lo que nos rodea, ya no solo en temas de comunicación, sino en otros sectores como la automoción, la medicina, la salud o los hogares. Por lo que cuanto más seguros y conectados estemos, más alternativas habrá para mejorar nuestras vidas con aplicaciones como Safe365 y, por tanto, para hacer más sencilla la de los usuarios. Al final, es para facilitarle la vida a la gente por lo que se crean y mejoran cada día las tecnologías existentes.