SafeNews

Security

Security

¿Qué hacer si te pierdes en la montaña?

¿Qué hacer si te pierdes en la montaña?

Las montañas son lugares increíbles pero también son muy peligrosas. Nunca se sabe lo que puede ocurrir. Cada año contamos en miles los montañeros perdidos o senderistas que tienen un accidente. Hasta los más expertos, en un despiste por culpa del cansancio, o un cambio meteorológico inesperado nos pueden desorientar. Si te ves en peligro, llama directamente a los servicios de emergencia o rescate de tu país o manda un señal de emergencia con Safe365, con la que se te localizará enseguida y rápidamente se gestionará la emergencia para acceder a ti lo antes posible.

No todo es estar bien preparado. También hay que actuar con prudencia y sentido común. A continuación te ofrecemos algunos consejos básicos para prevenir algunas situaciones peligrosas:

Prepara bien tu salida

Es importante comprobar la previsión meteorológica antes de salir a hacer senderismo. Si las previsiones anuncian tormenta, mejor acortar el trayecto o elegir un camino que conozcas bien.

Al nivel de material, tienes que llevar buenas botas y ropa de abrigo, comida y mucha agua. El otro objeto imprescindible es un teléfono móvil, bien cargado, así como una carga externa portátil en caso de que tengas que pedir ayuda (pero aun y así, en algunas situaciones, puedes no tener cobertura por lo que tendrás que estar preparado para todo).

Si es la primera vez que vas a realizar alguna ruta, inspecciónala bien para tener puntos de referencia y descarga las rutas en tu GPS. También existen muchas herramientas y blogs públicos con rutas predefinidas, como por ejemplo wikiloc, pero siempre ten en cuenta que es mejor no desviarse de las rutas principales.

Aun estando bien preparados, es posible que un error nos lleve a perdernos. Si estás desorientado, sigue los siguientes pasos:

Párate

Detenerse es lo primero que hay que hacer al darse uno cuenta de que se ha perdido para no desviarse más. Siéntate y respira. Una vez te hayas calmado de nuevo, dáte un tiempo de reflexión para intentar recordar todo el trayecto con los últimos puntos de interés que pasaste. Ayúdate del móvil, un mapa o una brújula. Fíjate en todo lo que te rodea. Si crees que puedes llegar al último punto que recuerdas, intenta hacerlo. También puedes subir a una pequeña colina cercana para tener una vista panorámica. De lo contrario, mejor no moverse. Recuerda siempre que si no estás seguro del camino, si cae la noche, si no tienes suficientes fuerzas o las condiciones climatológicas no son apropiadas, no corras riesgos. En este caso, alerta a los servicios de rescate. Come y bebe algo esperando la llegada de los servicios de emergencia y abrígate si es necesario.