SafeNews

Finances

Finances

Consejos para ahorrar dinero cada mes

Consejos para ahorrar dinero cada mes

Un problema muy difundido en los hogares es el ahorro de dinero mensual. Sea por dificultades económicas, porque estás reservando tu dinero para un viaje, para estudiar o para invertir cualquier otro proyecto futuro, ahorrar puede ser muy difícil. Sin embargo, hay costumbres que puedes adoptar para llegar a ahorrar más cada mes.

Vigilar el consumo de luz/agua/gas

Las facturas representan una gran parte de los gastos que cada persona tiene mensualmente. Es muy común gastar más de lo que deberíamos, y es necesario aprender a limitar los gastos con pequeñas acciones cotidianas: no dejar encendidas las luces donde no hace falta, apagar la televisión si nadie la está mirando, o no dejar abierto el grifo del agua cuando nos lavamos los dientes. Son pequeños cambios, pero las facturas mensuales te lo agradecerán.

Usar electrodomésticos más eficientes

Hay electrodomésticos que gastan más que otros. Usar electrodomésticos poco eficientes nos lleva a gastar más, ya que utilizan más electricidad. Cuando vayas a comprar un nuevo aparato para tu casa, como televisión, nevera, lavadora, plancha, tostadora, etc., ten en cuenta la cantidad de electricidad que gastan y elige uno que sea más eficiente. En estos casos, es recomendable escoger los electrodomésticos tipo A+, A++ o A+++. Comprar bombillas LED puede ayudarte a ahorrar, ya que gastan menos que las clásicas.

Reducir los gastos en comida

Puede parecer muy difícil pero no lo es. Lo primero que hay que hacer es empezar a comer menos fuera, especialmente entre semana. Llevarse tuppers al trabajo significa una reducción de costes semanales de comida muy importantes. Elegir supermercados más económicos no quiere, necesariamente, decir dejar de comer sano, la clave es elegir comidas que tienen una buena relación de calidad-precio. No hacer la compra con el estómago vacío nos ayudará a reducir los gastos de comida, ya que cuando vamos con hambre solemos comprar por impulso aunque no sea necesaria.

Usar el coche lo menos posible

La gasolina, dependiendo del país, suele ser bastante cara y es un gasto mensual bastante importante para un trabajador. Si es posible, mejor optar por los transportes públicos o ir a pie, te ayudará a reducir gastos, y tanto tu bolsillo como el medioambiente te lo agradecerán. Además, si te acostumbras ir a pie, podrás hacer ejercicio de forma económica y eficaz.

Dar un nuevo uso a las cosas

Muchas cosas viejas que tiramos en nuestro día a día pueden ser perfectamente reutilizables. Por ejemplo, los envases de comida, el papel film y el de aluminio, si aún están en buenas condiciones, pueden volverse a usar. La ropa o los zapatos que estén un poco desgastados se pueden reparar. Reutilizar o reparar algo que ya tenemos en casa hará que no tengamos que gastar más dinero en comprar cosas nuevas.

Regla de los 30 días

Una regla no escrita de los ahorradores es la de los 30 días: antes de realizar una compra, espera 30 días. En este tiempo, podrás asegurarte que sea algo que realmente necesites y no una compra “por impulso” que muy a menudo nos lleva a comprar cosas innecesarias: complementos de ropa, decoración para la casa y aparatos electrónicos. Intenta entender si es algo que realmente necesitas o si solo sería un capricho temporal. Si esperas 30 días, es posible que ya hayas cambiado de idea sobre esta compra o que te hayas dado cuenta que no era algo necesario.

Guarda las monedas

Un antiguo hábito, pero muy eficaz, es la de guardar periódicamente una pequeña cantidad de dinero, como monedas, en una hucha. Cada vez que tengas dinero en efectivo, empieza a guardarlo en un bote y poco a poco verás tus ahorros crecer. Es importante que nunca toques ese dinero (a menos que no sea una emergencia), y que solo lo dediques a tus ahorros. Es una manera más lenta de ahorrar, pero también puedes obtener buenos resultados.

¿Cuáles son tus trucos para ahorrar?

Foto por Alexander Mils / Unsplash