La idea de este post es hacer un pequeño homenaje a la relación de los abuelos con sus respectivos nietos. Una relación que en la mayoría de los casos es mágica, desprendiendo energía positiva y amor incondicional.

Este lazo de unión es el segundo vínculo emocional más importante para los nietos, solamente por debajo de los padres. Nos planteamos a qué se debe el poder del vínculo y los beneficios que aporta para las dos partes.

Beneficios para los abuelos

No cabe duda que los abuelos son, en la mayoría de los casos, las personas en las que más confían los padres a la hora de dejar a sus hijos. Son también una fuente de información delante de dudas ya que han estado en una situación similar o igual en el pasado y tienen más experiencia. Esta confianza a la hora de dejarles al mando de los nietos es totalmente beneficiosa para los abuelos ya que se sienten útiles y ven que sus hijos, en cierta medida, siguen dependiendo de ellos.

Algo relevante es que los abuelos influyen en el comportamiento y los valores de sus nietos. Esto significa mucho para los abuelos porque sienten que una parte de la educación de los pequeños está en su mano, que pueden enseñarles, ayudarles y ser una referencia en la formación de su personalidad, aspecto que hace que sientan responsabilidad y compromiso.

Paralelamente, un estudio del Instituto sobre el Envejecimiento de la Universidad de Boston constata que los abuelos que tienen una relación estrecha con sus nietos pueden padecer menos depresiones, debido a que se crea un vínculo emocional positivo para ambas partes y hace sentir bien psicológicamente a los más mayores.

Otro beneficio indudable es el rejuvenecimiento de los abuelos que tienen una relación estrecha con sus nietos. Varios estudios afirman que los abuelos mantienen una mente más joven que los ancianos sin nietos, teniendo menos índices de senilidad y de deterioro de la memoria. También según el Dr. Juan Casado, jefe de Servicio del Hospital Infantil del Niño Jesús y profesor de pediatría de la Universidad Autónoma de Madrid, los niños hacen a los abuelos más activos y felices porque les hacen sentir necesarios e imprescindibles en sus vidas.

Beneficios para los niños

Los niños ven en sus abuelos un referente, un ejemplo a seguir. Esto es causado, en parte, por la diferencia de edad entre unos y otros. Los niños son conscientes de que los años de edad aportan conocimiento a sus abuelos y, consecuentemente, tienen más sabiduría que nadie de su entorno. Son también las personas que siempre tendrán una experiencia, una anécdota o una historia para contarles.

Según Dan Kindlon, un psicólogo infantil reconocido, los abuelos pueden servir como un modelo para aprender cómo hacer frente a la adversidad y a las dificultades de sus vidas. En muchos casos pueden ser de gran ayuda para sobreponerse en ciertas situaciones complicadas como el divorcio de los padres o la enfermedad de un familiar.

En algunas ocasiones los abuelos son más permisivos que los padres y esto causa un sentimiento de felicidad en los niños. Sienten que pueden hacer cosas que en casa están prohibidas como comer ciertos alimentos, irse a dormir más tarde o dormir en la cama de los propios abuelos.  También valoran la diversión que experimentan al pasar tiempo juntos. Cuando los abuelos se involucran en los juegos de los niños estos sienten que no hay sitio para el aburrimiento, siempre está garantizado.

Algunos de los beneficios más importantes son el cariño y la protección que reciben los niños por parte de sus abuelos. Estos sienten que van a estar protegiéndolos incondicionalmente durante toda su vida y enriquecen su vida con amor sincero desde el principio hasta el final.

Es por todas estas razones que cuando los niños crecen quieren devolver esta protección y seguridad que les han proporcionado sus abuelos durante su niñez, adolescencia y vida adulta. Básicamente, quieren darles o intentar devolverles todo lo que han hecho por ellos.

Existen diversas soluciones para que este cariño y protección sea recíproco. Lo más importante es prestarle atención a los abuelos, hablando con ellos por teléfono o visitándoles, para que estos no se sientan solos y estén seguros. En caso de querer protegerles de forma más precisa, la aplicación Safe 365 está comprometida con la seguridad de los mayores de la familia, permitiendo saber su ubicación en todo momento y tener así la certeza de que se encuentran a salvo.

Ellos nos han proporcionado seguridad toda la vida. Es por esta razón que, cuando son mayores, nuestra misión debería ser protegerles de vuelta.